miércoles, 12 de enero de 2011

Requiem por Marietta

Marietta Hoyos

Conocí a Marietta por este blog. Ella era la mas fiel de sus pocos lectores. Incluso muchas veces agregaba el link a la firma de sus emails, para promoverlo entre sus muchísimos amigos. Después fui a La Habana y pasé un día maravilloso con ella y con El Nene, su esposo. Nos hicimos muy amigas. Comunicarse con Cuba es difícil y caro. Ella me sirvió de puente con mi familia. Conversábamos, nos hacíamos confidencias y sobre todo, siempre me hacia reír.

El primero de enero, mi hijo fue a llevarle unos regalitos que le envié. Ella me escribió el día 4. Me decía que estaba apenada por no haberlo hecho antes. Que cuando mi niño llegó, tenia visita de su familia de La Palma y a la vez estaba chateando con El Nene, que está de visita en Miami. Pero que enseguida habían hecho “café del bueno” con el paquete de Pilón que le hice llegar. Que el día 2 después que se fue la visita, se puso a limpiar y se había sentido muy mal, que tuvo que ir al policlínico. “Jajaja. Definitivamente no estoy para trabajar”, me dijo en tono humorístico. En esos días le pude dar gusto, cometiendo juntas una inocente travesura.
Ella venció demonios peores que su cáncer de laringe. Fue sincera y generosa. Para mi su mayor atractivo era esa alegría, un poco infantil. Esa facultad de maravillarse por cualquier cosa. En noviembre me ayudó con un tratamiento médico que necesitaba mi mamá. Desde entonces comencé a pensar en escribir un artículo en mi abandonado blog, sobre esta nueva forma de hacer y consolidar amistades por Internet. Iba a hablar de ella específicamente. Quería darle la sorpresa. Estoy segura que le hubiera encantado. Pero diciembre me presentó retos de todo tipo y me distraje. Ahora ella no va a ver mi artículo. No lo va a comentar. Eso me da mucho sentimiento. Se fue hoy, pero me dejó una gran enseñanza: no se puede esperar para ser feliz y menos para hacer feliz a los demás.

Descansa en Paz Amiga. No te voy a olvidar.

domingo, 9 de enero de 2011

Amigos y Enemigos

Triste cosa debe ser no tener amigos;
Pero mas triste debe ser no tener enemigos;
Quien enemigos no tiene, es porque no
tiene talento que haga sombra, ni carácter que impresione,
ni valor que temer, ni honra que le murmuren,
ni bienes que le codicien,
ni cosa BUENA alguna que le envidien.

José Martí

sábado, 18 de diciembre de 2010

Bendición Celta

Dedicado a mi amiga “gallego-celtibera” Pilar Almuiña, a Rangel Vazquez, mi ahijado y a su adorable esposa Pilar II, como yo la llamo para diferenciarla de su suegra. Llegue a ellos y a todos los lectores del blog, esta Bendición para comenzar el 2011.

                                                                  Moneda Celta

Con la llegada de los "Brigantes"  o "Celtas", aproximadamente en el año 700 A.C., comienza la historia de Galicia. Su permanencia en el territorio se mantuvo hasta el año 60 A.C. en que fueron conquistados por los romanos. Hasta hoy le sobreviven fortificaciones  llamadas “castros”, que luego dieron origen a ese apellido.

                                                                 Cruz Celta
Bendición Celta

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de tí y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano. Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente. Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles. Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado. Que nunca caiga el techo encima tuyo y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta. Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte! Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace. Que las bendiciones de San Patricio te contemplen. Que tus bolsillos estén pesados, y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para consolarte aquellos a quienes amas cerca de tí, y todo lo que tu corazón desee! Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve, y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

miércoles, 18 de agosto de 2010

La Guagua

Los cubanos no decimos “camión”, “bus”, "omnibus", ni mucho menos “autobús”. Le decimos “Guagua”. ¿Sabes por qué?

La palabra "guagua" que para los cubanos significa autobús viene del inglés WaWa & Co. Inc. (Washington, Walton, and Company Incorporated) que fue la primera fábrica estadounidense en exportar autobuses a la isla. El logo de Wa & Wa Co., Inc. era una liebre blanca azul y roja, colores de la bandera norteamericana, y figuraba prominentemente en el frente, fondo y costados de todos sus autobuses.
Un “invento” para transportar a los cubanos: El Camello.
Nota: Fotos de guaguas debajo,en la columna derecha. Hacer click para agrandar las fotos.
(Haste miembro de "Se Habla Español" en Facebook (http://www.facebook.com/#%21/group.php?gid=173997234183)

martes, 5 de enero de 2010

Bienvenido el 2010.

Con Rudenz y Joaquín el 31 de diciembre del 2010 Acabamos la primera década del Siglo XXI. Para mi un período muy positivo. Esperé el 2000 recién llegada a los Estados Unidos. En este tiempo obtuve la licencia de Agente de Bienes Raíces y la ciudadanía americana. Cumplí el sueño de estrenar un auto con cero millas y comprar un apartamento. Tuve dos nietos. Viajé varias a veces a Cuba, visité México, Venezuela, Guatemala y España. Comencé con mucho optimismo la tercera edad y quizás para demostrarme que no soy una vieja "old fashion”, buceé con tiburones en Isla Morada, acampé con todo tipo de reptiles, caimanes, cocodrilos y otras especies no amistosas, en medio de los Everglades. Me lancé sobre un abismo, colgada de un cable que llaman Canopy, en Pinar del Río y ya no por deporte, sino por necesidad, manejé sola de ida y vuelta entre Miami y Dallas, Texas. Volví a la pintura, llenando de cuadros coloridos las paredes de mis amigos mas queridos. Me divertí muchísimo haciendo fotos que han resultado la crónica de los excitantes caminos recorridos. Colaboré con artículos y fotos en una revista. Me hice bloguera y facebookcera.
Canopy en La Moka, Pinar del Río, Cuba
He recibido bendiciones de amistad, salud, dinero y alegrías. También de aventuras, la mayoría dignas de mi pasado vikingo. He tratado de crecer como ser humano. Me volví ambientalista, célibe, filántropa, abstemia, mística y vegetariana, con poquísimas violaciones a estos códigos autoimpuestos. Citando a Neruda: “confieso que he vivido”. Pero lo mas impactante en esta etapa, ha sido sin duda la tecnología. Ya no podría ser feliz sin la asistencia del microwave, que alivia mi invalides culinaria. ¿Cómo saldría de casa sin el celular? Es una parte de mi anatomía. Es mi despertador, reloj, cámara de fotos, de video, calculadora, acceso a Internet y agenda, por señalar sólo las aplicaciones que mas uso. Pero ese pequeño portento, no tendría sentido si no estuviera acompañado del bluetooth, sin el cual, los que me conocen, saben que no puedo funcionar. Merece una mención especial la computadora laptop, en su versión más moderna, tan ligera y pequeña, que hasta hace poco llevaba a los viajes. Ya no lo hago. Ahora va conmigo a todas partes, como antes, cuando era mas joven, llevaba un tejido crochet. Para portar siempre la cámara digital profesional, he renunciado a la vanidad de la bolsa y la cargo en una mochilita. Ella satisface por completo mi adicción a captar personas, lugares, situaciones, con una obstinación ciega, digna de un paparazzi. El cierre de la década ha sido glorioso con la llegada del GPS, regalo de mi amiga Maritza, que me lleva y trae por esos mundos de Dios, con la precisión de una nave espacial. El scanner, un obsequio de mi querido amigo Mitchell, combinado con la aplicación de Google Docs, me ha permitido copiar la mayoría de los documentos, manteniéndolos impecablemente organizados y accesibles online, a prueba de cualquier catástrofe. Para recibir la nueva década me pinté la uñas y el pelo de un rojo intenso, inspirada en una peluca de Lady Gaga. Tengo la vista puesta en desarrollar mi web eUhis.com y atravesar España como peregrina, dedicando dos meses a hacer El Camino de Santiago de Compostela, en triciclo. Probablemente después, deje de teñirme las canas.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Las Redes Sociales: ¿Ángeles o Demonios?

Tengo amigos que odian las Redes Sociales, sin argumentar sólidamente su aversión, que sospecho no es otra cosa que “tecnofobia” por falta de información. Otros con menos conocimiento aún, las adoran y se aventuran por ellas con la osadía de la ignorancia. Para mí son parte de mi vida, herramientas excelentes, si las usas con precaución. Por ellas me han reencontrado amigos y familiares perdidos por los rincones del mundo, he conocido a seres maravillosos, publicado artículos y me he mantenido comunicada con los cuatro puntos cardinales. Otras personas no han corrido con igual suerte. Un secuestrador mexicano, confesó que les era ahora más fácil “prospectar” a sus víctimas potenciales, mirando sus fotos, las de sus autos y sus casas, junto con todo tipo de indicación sobre datos personales, inocentemente publicados en perfiles propios o de amigos. Un canadiense a quienes los ladrones estaban asechando, le saquearon su mansión, cuando desde su celular publicó en Twitter “Estoy disfrutando en Punta Cana”. Está documentado el caso de un brillante abogado de Estados Unidos que no fue confirmado en su aspiración a un puesto de juez, por los comentarios groseros y poco objetivos que hacía de los fiscales a quienes se enfrentaba en juicios, subidos a Facebook.
Tan reciente como en el día de hoy, la noticia de Nathalie Blanchard, de Bromont, Quebec, demandada por su agente de seguros debido a que ha estado de baja por depresión, a la par que publica fotos en fiestas y bares en esa misma red social. Menos famoso, pero muy real es el divorcio de una conocida que viajó a Cuba a visitar a su madre enferma y en ese tiempo, alguien publicó la foto de una animada fiesta en la que se encontraba su esposo al lado de una risueña dama. Constantemente leo posteos que rezan “Me estoy reponiendo de la tremenda borrachera del día de ayer. ¡Que fiestón!”. Seguro que a este señor quiso ser simpático, pero ¿qué pasaría si fuera su pretendiente?, ¿o el de una amiga?, ¿o su empleado? A mí me pareció que demuestra que no tiene auto control, que es irresponsable, inmaduro y falto de educación. En otro rango están los compulsivos que te abruman, mandándote incansablemente corazones, bombones, flores virtuales, muchísimos emails reenviados y mensajes de texto, compitiendo en su ataque con los virus más feroces. Los que no pueden vivir sin el celular y lo contestan hasta en medio de un servicio fúnebre y los que como yo, caemos en depresión si por alguna causa falla el servicio a la Internet. Las nuevas tecnologías son tan nuevas que nos han sorprendido y todavía no existen muchos cursos, recursos y manuales que nos guien en el "Dificil Arte de Ser Cibernauta" o "Cómo practicar la Navegación Segura", sin excluir la "Educación, Elegancia y Etiqueta en el Mundo Virtual". Mientras estemos guiando "braille" por la super carretera de la información, echemos mano a un lazarillo que no falla: “El Sentido Común”, que lamentablemente es el menos común de los sentidos.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Tradiciones Cubanas: "La Charada"

“La charada es un acertijo en el que se trata de adivinar una palabra, haciendo indicaciones sobre su significado. En Cuba La Charada es una tabla compuesta de 100 números consecutivos del 1 al 100. Los primeros 36 números están tomados de la llamada Charada Chiffá o China. Los restantes son producto de la imaginación popular. La cábala se usa para jugar a la lotería o la "bolita", de acuerdo a sueños, acontecimientos o inspiraciones”
Esta semana fui a Arlington en Texas, en busca de unas milagrosas cápsulas chinas para bajar de peso. Que sorpresa me llevé al ver la cantidad de negocios asiaticos que coexisten en perfecta armonía con los mexicanos. Al lado del Mercado “La Michoacana” está el “Hong Kong” y en una plaza comercial nombrada “La Lupita” se ubica la tienda de disco “Saigón”. Evoqué La Habana, como siempre me sucede al menor pretexto, con su pintoresco Barrio Chino.
La llegada de los orientales a Cuba, comenzó en 1847, como parte de la contratación por un período de 8 años de chinos culíes, gallegos y yucatecos que venían a trabajar en las plantaciones cañeras y otras labores de la agricultura. En realidad se encontraron sometidos a condiciones tan terribles de explotación que los asiáticos realizaron suicidios colectivos, lanzándose en los pozos. Suceso que increíblemente quedó recogido en una canción infantil que reza “Un chino cayó en un pozo, las tripas se hicieron agua”. Este estado de esclavitud terminó definitivamente en 1886, con La Abolición. La emigración de los descendientes del "Imperio del Sol" a Cuba, se interrumpió en 1959. Son muchas las aportaciones de los "narras" en el crisol de culturas que es Cuba. Amancebados principalmente con negras y mulatas, dieron una descendencia de belleza espectacular. Además de la famosa Pomada China y el mítico Médico Chino, también trajeron La Charada, que todavía hoy muchos cubanos, aferrados a sus tradiciones, tientan a la suerte cada día.

Zanja es el nombre de la avenida principal que atraviesa El Barrio Chino de La Habana.

(Ver los números de la Charada en la columna derecha)

martes, 20 de octubre de 2009

Algo de Nuestra Juventud

Mi amiga, la multifacética artista Elvia Pérez me acaba de escribir este email desde La Habana:
Querida te escribo a ti conmocionada por esta noticia y porque no hay nadie de esa época ni que tenga esas vivencias para contárselo. Cerca de donde vivo en la Víbora vive la hermana de Fernando el Loco, te acuerdas??????? Recuerdas el marido de la hermana que era una belleza de hombre?????????? Se mantuvo así por años, acaba de morir de cáncer con 65 años, cuando lo supe no es que no se haya muerto mucha gente querida y conocida, es que de pronto me golpea el tiempo pasado, en mi memoria puedo verme, vernos todavía, muchachitas con ese grupo un poco más grande que nosotras, tengo esas imágenes claras en mi mente y el día que conocimos a este hombre en una parada en Monterrey y nos quedamos con la boca abierta, y de repente, como un soplo ha pasado tanto tiempo!!!!!!!!!!!En fin, no tenía con quien comentar esto y que lo entendiera, Un beso Elvia

Respuesta: Elvia, me he quedado fría. Yo también te he tenido presente por causas parecidas y me alegro que me hayas escrito hoy. Resulta que producto de la crisis mi trabajo de Realtor se fue a pique, pero lo he tomado bastante deportivamente. Me acabo de mudar a Texas con mi ahijado Vidal. Ahora estoy pasando una temporada en su casa en Dallas, mientras pego mis pedazos y comienzo de nuevo. El asunto es que mis amigos Miguel y Rudenz de Miami, me llenaron de regalos para alegrarme el viaje, que lo hice en 3 días manejando sola. Una verdadera vikingada-burrada que gracias a Dios salió bien y no te dio pie para otra mala noticia. Pues de los chicos que te menciono recibí una bicicleta. Es como una Niágara antigua, con freno de pie (maza), que eché mucho de menos cuando tuve que guardar el Lada y agarrar bicicleta, en el periodo especial, para ir 23 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta, a mi trabajo. Tiene bandas blancas, guardafangos, una cesta de paja delante y un fotuto muy bullicioso y simpático. Vino en una caja en mi camioneta y le caí como una pituita a Vidal para que la armara. Volví a ser niña en esos momentos. Pero una vez lista, no me atrevía a cogerla. Hace unos días, obligada por las circunstancias de que el hijastro de Vidal que tiene 12 años me rogó, me monté en ella. Sencillamente me aterroricé, el timón nunca tuvo estabilidad y no sabía frenar correctamente con los pedales, extrañando ahora el freno de mano. Por suerte estaba anocheciendo y rápido acabé con la diversión del niño. Hoy fui a pie hasta un correo (aquí no se puede caminar a casi ningún lado), pero volví por mi bici. Me santigüé y me lancé a la aventura. Lejos de divertirme estuve con un miedo horrible. La bici la encontraba bien pesada, hasta en los tramos donde la llevaba sin montar. Entonces con un poco de tristeza, acepté toda la forma física que he perdido, a pesar de haber sido siempre muy atlética. También me vi contigo en bikini, pedaleando por Guanabo y en especial aquella vez que te diste tremenda caida. Todo ha pasado muy rápido y ahora estoy en mi tercera edad. Pero decidí que en cuanto me entre una plata, me compro un triciclo, que fue lo que mis amigos me debieron regalar, para hacer ejercicio sin peligro. No obstante tengo una bici estática en la casa, en la que monto 3 millas en 20 minutos y salgo desguabinada. El círculo empieza a cerrarse, pero tengo la seguridad de que al tuyo le falta mucho. Como dice mi mamá: -“Elvia se va a morir el día que ella quiera y de lo que más le guste” y antes tendrás muchas alegrías. Seguro alguna vez volveremos juntas a la playa, aunque no en bikini y tampoco montaremos bici, por si acaso.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Una Vikinga en Texas

“Dadme un GPS y recorreré el mundo”, he dicho muchas veces parafraseando a Arquímedes de Siracusa. Pero ahora, ese aparato tan necesario para que no me extravié por esos mundos de Dios, se ha vuelto completamente loco desde que llegó a Texas. Acabo de manejar desde Miami hasta Dallas, guiándome por él, que me dice cosas como “Mantente a la derecha”, “En 400 yardas doblas a la izquierda”, y otras orientaciones indispensables para llegar a mi destino. Cuando me detenía, por curiosidad pulsaba una aplicación que es para saber dónde estás y me decia condado, ciudad, estado, latitud y longitud. Pero desde que entré en esta jurisdicción, su respuesta exacta, cambió para algo tan impreciso como “Estás en algún sitio de Texas”. Después me di cuenta que cuando salgo de la casa, demora en reaccionar y lo hace erráticamente. Ya me he perdido dos veces.
Este gran territorio no es como Miami o La Habana, que los barrios se encuentran seguidos uno del otro. Aquí hay un poblado y para ir al siguiente es necesario tomar una autopista por varias millas. Da todo el tiempo la impresión de estar despoblado. Anoche fui a una reunión del negocio que estoy tratando de hacer (http://www.betterlife.whyambitworks.com/en/slide-1.aspx). Acostumbro a ir sola a donde quiera, pero ayer me acompañó Olguita, la suegra de mi hijo, que está recién llegada de Cuba. El camino de 12 millas por autopistas y el lugar, un bello y moderno edificio de oficinas, en medio de un sitio, que a nosotras, chicas citadinas, nos resultó desolado y oscuro.
El viaje de ida fue bien, si exceptuamos la niebla, lo complicado del camino, la llegada a ese parqueo solitario y tenebroso. A la vuelta, el aparato perdió la orientación, dejó de hablar y marcar la carretera, que se me hizo, muy extraña, nublada y larga. Al fin salimos a un sitio, como un pequeño reparto y como siempre, de día o de noche, no se ven las personas que supuestamente viven allí. Los jardines estaban ya con los adornos de la fiesta de Halloween y me dice Olguita: “Oye, estamos en el barrio de Drácula. Mira esas calabazas, telarañas, tumbas y esqueletos en los jardines”. Como pude, le expliqué que era una fiesta, lo que la confundió más aún. Tampoco ella tiene mucha noción de la geografía de estos lugares y me decía muy en serio que estábamos en Canadá. Quería parar en un garaje, para llamar y que nos fueran a buscar, pero no la dejé porque por el sitio y la hora me resultaban más peligrosos. Por otra parte para que yo de “ese perro muerto”, de que me tengan que venir a rescatar, tiene que ser que no haya otra salida. Luego, el aparato se recuperó. Llegamos sanas y salvas. Vidal se imaginaba que estaba pasando algo así. Me cambió su GPS que es texano, por el mio. Cuando lo pruebe, les cuento.

domingo, 11 de octubre de 2009

Email desde Cuba

Foto: "La Doctora Parió"
Acabo de recibir este email de una amiga, que por costumbrista, me parece magnifico.
- 0 - 0 - 0 -
Amiga, los días difíciles absorben mi energía y mi tiempo, y últimamente le estoy agarrando cariño a las madrugadas, no creas que es porque se me está subiendo el guayabito a la azotea, no, para nada, es pura necesidad pues mis hijos están entrando muy temprano, uno a la CUJAE y otro a la Unidad y continuo el maratón, pues sigue mi esposo y después la niña, así que como ves, la ronda está comenzando unas veces a las 3 am y otras a las 4.30 am, pero hay vamos, solo que a las 8 de la noche ya estoy dormida, pienso desquitármela en las vacaciones de invierno haciendo una simbiosis con la cama. Hay algo que quiero contarte, tu sabes que aquí todo tiene sus características y la visita a la posta médica es algo sin lugar a dudas muy interesante, ayer tome la calle 199 arriba hasta el consultorio que me corresponde pues mi hija Cinrhia tiene una condición renal que no le permite hacer educación física por lo que hay que presentar un certificado médico en la escuela y este documento como es lógico comienza su emisión en la posta, este papelito pasa por un sinfín de procesos escalofriantes y hace un recorrido mayor que el tren eléctrico que sale de Casablanca, por así decirlo pero yo lo tomé con entusiasmo y de muy buen ánimo llegue al lugar y pregunte:-¿Quién es el ultimo? Había alrededor de unas 12 o 13 personas, unas conversando entre sí, otras mirando a los celajes y otras me hicieron el caso del gato (omiso), volví de nuevo pero ya con un poco más de acción:-¿Nadie es el último para si no yo entrar?Santa palabra, enseguida una negrita flaca en chancletas me contesto:-Mire tía, detrás de la gorda del pañuelo azul va una muchacha que fue a llevarle la merienda al niño a la escuela, después el muchacho que esta allá enfrente que marco detrás de otro muchacho que también fue a buscar el pan y la que le trabaja a Pepe, tu sabes, que van después de..... Mire tía, guíese por mí.Deduje que la negrita iba detrás de toda esa gente, pero bien, logré un asiento y me dije-mucha, pero que mucha paciencia, planté una sonrisa y metí la oreja en lo que cada cual comentaba para así pasar el tiempo, pero nada de interés, todos se referían a la pandemia , a los dolores de la artrosis ,a la presión, al colesterol, no podía con aquello el hablar de enfermedades a mi me aterra , es como tener un pie en el cementerio, pero quien te dice que al lado mismo mío se sienta una muchacha con un bolso muy vistoso ,así como el atuendo, estaba como llamamos nosotros a la tremenda onda con lo último en producción y de momento de adentro de aquel bolso algo emite un sonido estridente pero que claritico sonaba así COOO..JOO..NEES. Me quedé en una pieza, pero ¿qué cosa era aquello? un elfo oriundo de la Corea, o es que ya aquí las malas palabras vienen procesadas electrónicamente, pero ella ni se inmutó, abrió su bolso y saco un móvil, rapidito contesto para que no fuera a dar otro "timbrazo" y muy campechanamente mirando al auditorio explicó: -“Este timbrecito cómico me lo puso el flaco ojiazul que vive en 112”.

sábado, 27 de junio de 2009

Mi Aventura con Michael Jackson

Vivía en Cuba cuando el Rey del Pop estaba en el apogeo de su carrera. El brillo de su gloria penetró las barreras informáticas del país y desde entonces soy su fan.

Han pasado muchos años desde entonces y ya no soy aquella muchacha, pero aún así, hoy tuve la osadía de visitar sola, en un área peligrosísima de Coconut Grove, el cementerio semi-abandonado, donde se filmaron las escenas mas espeluznantes del video clip “Thriller”, la canción mas vendida de todos los tiempos. Las puertas del camposanto están rotas. El sitio es refugio de desamparados y drogadictos que entran y salen en la noche, como verdaderos zombies. Todo en medio de un barrio donde a pleno día, asesinaron a un turista despistado que se detuvo a preguntar una dirección. Con manos sudorosas tomé fotos durante una larga hora y me marché contenta de salir ilesa del atrevido trance.
Nunca le vi actuar en persona, pero su muerte prematura y su extraña vida, me deja el sentimiento agridulce, de que ahora está feliz, cantando para siempre en "Neverland", La Tierra de Nunca Jamás.

miércoles, 17 de junio de 2009

Curiosidades de los Cubanos

PIZZA CUBANA: 9350 SW 40th St., Miami, FL 33165
(305) 220-9049‎
Es un excelente sitio, donde puedes disfrutar de deliciosas pizzas “cubanas”, exquisitos “Helados Coppelia”, como El Turquino, la Copa Lolita, el Sunday (!Cuanta Nostalgia!) y otras delicias calóricas. Pero además, en su peculiar letrero, ofrece un reto a la lingüística, la sociología y la imaginación.
No es PIZZA CUBANA ABIERTO 24 HORAS, en español o CUBAN PIZZA OPEN 24 HOURS, en inglés. Es PIZZA CUBANA OPEN 24 HOURS, como un perfecto exponente del nuevo sincretismo cultural que se está produciendo en Miami. Lo visité con unos amigos de Puerto Rico, que al verme tan entusiasmada disertando sobre lo trascendente de esa publicidad, cuyo significado será estudiado por los sesudos del próximo siglo, me tiraron un cubo de agua fría, cuando uno de ellos preguntó confundido: - Pero, ¿la pizza no era italiana?

sábado, 2 de mayo de 2009

Fantasmas a Pleno Sol

Foto ampliada donde se aprecia la rara imagen fantasmagórica
El mundo se ha vuelto loco. Ahora los fantasmas salen de día y además se dejan retratar. A mí hace poco me había pasado. Como la novedad de la fotografía digital, permite chequear el resultado de cada toma, lo vimos en ese momento. En el portal del Museo de la Ciudad, en La Habana Vieja, retraté a mi hijo con su esposa y en el encuadre estaba un perro, como saliendo de la pared. Atónitos buscamos al animal y luego todo de tipo de explicaciones. Al final aceptamos que era un perro callejero que de alguna forma no vimos ni antes, ni después. Y lo dejamos así, por aquella arrogancia ignorante del ser humano, que le impulsa a negar todo lo que no puede entender, mucho más si rebasa los pequeños horizontes de sus sentidos. De regreso a Miami, sobrecogida por los terroríficos espectros de la vida real que asumen los nombres de crisis, bancarrotas y pandemias, olvidé el tema.
Hasta el sábado pasado. Sucedió en la playa de Collins y la 74 Avenida, con los otros dos mosqueteros, Miguel y Rudenz. Igual que la vez anterior, con un sol que rayaba las piedras entre las 4 y las 5 de la tarde. El mar estaba despejado, sin ningún barco a la vista, hasta que apareció un bonito velero. En ese momento mi cámara la tenía Rudenz y Miguel quiso que le tirara una foto. Pero como es costumbre y posibilidad de la nueva tecnología, oprimió el obturador 2 veces seguidas. Aunque por manía miré el resultado, había demasiado resplandor en la playa y no detecté nada hasta llegar a la casa. Allí estaba algo en la línea del horizonte. Amplié la foto y vi un barco y otra cosa rara. Pero eso no estaba en la otra foto, tirada sin moverse de la silla y en el mismo momento. Además, lo que sea, no lo vimos ninguno de los 3, sentados cómodamente mirando al mar y no es así como queda una imagen lejana ampliada. Cuando lo comenté con los chicos, Rudenz no dio opinión, ni en bien ni en mal. Pero Miguel y yo estudiamos el asunto, miramos las fotos en distintas escalas y las comparamos entre si por largo rato. Luego en la Internet, averiguamos sobre el tema de los fantasmas fotografiados y volvimos de nuevo a la foto de Cuba. Al final me dijo: “-Creo que lo voy a pensar un poco, antes de tomar de nuevo una foto y espero que si me aparecen fantasmas, al menos que sean de animales o cosas. Porque si es una persona, te juro que voy a botar la cámara”
Al fondo a la izquierda "El Fantasma"
Foto tirada dos segundos después desde la misma posición. El barco se ha movido por el mar que casi no tenía oleaje, pero se puede comparar la línea del horizonte en relación al velero, la cual se mantiene idéntica.

martes, 21 de abril de 2009

¿Eres Temba?

En efecto, yo soy una temba, pero ¡¡¡NADIE ME QUITA LO BAILA'O!!! . Recuerdo mis 6 escuelas al campo, las colas para comprarme los zapatos en "Primor" con la libreta que era C4, y mi prima B2. Los turnos por teléfono para comer en el Emperador, la durísima sin igual Playita de 16 y las vacaciones en “una casa en la playa” en Varadero, Santa María del Mar, Bocaciega o Celimar. De niña con mis padres comiendo en Potín y aspirando para mis 15, dar la vuelta a Cuba, o celebrarlos en el Hotel Habana Libre o El Hotel Nacional.
Yo conocí las rutas de guaguas 12 y 10, que iban para San Miguel del Padrón, la espectacular 190 que traía a las maravillas del mundo, en el piquete de estudiantes de la CUJAE y también la Estrella de Guanabo. Tomé en la emblemática Heladería Coppelia, "Soldadito de Chocolate" y el "Suero de Vainilla Chip" que tenía en el fondo los trocitos de chocolate. "Sunday", "Copa Lolita" con flancito en el centro y "Tres Gracias" con barquillitos, sirope y merengue. Mi mamá me regaló un "Radio Sokol" de bolsillo. A mis amiguitos varones, le ponían quillas de tela a los pantalones para hacerlos campana.
Sigoooooooo: Todos van a recordar la camisa de mangas largas que nos dieron en el módulo para la escuela al campo y nos bordaron en la espalda diciendo “...busca un amor, para tu vida...” ó “...Anduriña dónde estás...”. ¿Se acuerdan? ¡ ¡ ¡ ¡ Qué onda! ! ! jajaja y los famoso tenis que hoy son el último grito de la moda viraditos hacia abajo. Los varones con sus botas de cañero brillosas eran unos pepillos.
La mayoría de la gente que entró en la universidad el año pasado nació en 1985. Para ellos había existido solamente un Papa, que había durado toda la vida. Nunca cantaron “We are the world, we are the children” ni “¡Que prendan el mechón!” Tenían 6 añitos cuando la Unión Soviética se disolvió. Por eso no conocieron las revistas soviéticas “Novedades de Moscú” o ¨Sputnik¨ ni lo codiciadas que eran allá por 1989 ó 1990, cuando empezaron con la Glasnost y la Perestroika. Conocen una sola Alemania, aunque en la escuela repitan que hubo dos. Son demasiado jóvenes y probablemente nunca sabrán que eran los juguetes “básico, no básico, dirigido y adicional”. Yo personalmente era muy feliz esperando mi turno. No alcanzaron a desayunar oyendo "Tía Tata", ni almorzar con el "Pato Pascualito" y a las 7.30 el "Capitán Tormenta". No conocen los más jóvenes la felicidad de saber qué era un cine de barrio de 40 cts. y vitrola para ellos es de disco compacto. "La Guerra de las Galaxias" se les hace bastante aburrida y los efectos especiales parecen jueguitos de niños. Muchos de ellos no saben o no recuerdan que los televisores tenían botones o perillas o más aún, algunos no han visto nunca un televisor en blanco y negro y no pueden explicarse siquiera lo que es ver la televisión sin un control remoto. Nacieron 3 años después que la SONY sacó a la venta la Walkman, y ni hablemos de la normalidad con la que ven un teléfono celular, un arete en la oreja de un grandulón, un moño verde, un negro rubio o una Pentium. Puede que nunca hayan oído hablar del "Circo Soviético" en la Ciudad Deportiva, El Tesoro de la Juventud, los excelentes programas “Todo el Mundo Canta” o “Para Bailar”. Nunca se meten a nadar pensando en “Tiburón”, Michael Jackson siempre ha sido blanco... y ¿Como van a creer que Travolta pudo bailar con esa panza?
Nunca oyeron expresiones como “Voy abajo”... o... “Te partí”. Por mucho que se les explique nunca podrán entender que quiere decir “estar fajao”. No saben quién era Pinelli, no conocieron a la Vaca Matilda, Francisquito y ni imaginan “de que van van” de consigna de una imposible zafra de 10 millones de toneladas de azúcar, puede ser la onomatopeya de una buena bronca. No disfrutaron “La Comedia Silente”, “Detrás de la Fachada” y “San Nicolás del Peladero”, “Nuestros Hijos”, y que me dicen de “Amigo y sus Amiguitos”, “Caritas” y el “Payaso Ferdinando”.
SÍNTOMAS DE QUE ESTÁS ENVEJECIENDO
1- Cuando entiendes el texto anterior y sonríes.
2- Cuando empiezas a practicar algún deporte y se lo cuentas a todo el mundo.
3- Cuando la moda te parece horrible.
4- Cuando hay medicinas en tu mesita de noche.
5-Cuando los niños con quienes hace algún tiempo tenías cierta complicidad ahora te tratan de usted... o peor aún, te dicen tío.
6-Cuando necesitas mucho más tiempo que una mañana para recuperarte de una trasnochada.
7-Cuando tus sobrinos saben más que tú de computación.
8-Cuando vas a la playa y puedes pasarte todo el día sin bañarte.
9-Cuando ves los partidos y conciertos por la televisión, en vez de ir a verlos en vivo.
10-Cuando para hacer deporte compras ropa que te tape en vez de mostrar.
11-Cuando prefieres ver a un amigo que hablar con él horas por teléfono.
12-Cuando ya sabes lo que quieres.
13- Cuando el sexo no es una prioridad.
14- Cuando la tecnología de los teléfonos, cámaras, computadoras y todos los artículos que te rodean, te abruma.
15- Cuando la música actual se te hace puro ruido y te sabes las letras de las canciones ni conoces los nombres de los artistas.
16- Cuando después de leer este artículo, decides enviarlo a un amigo que seguro le va a gustar.
...Entonces, sin duda alguna, eres temba...
00000000000000000000000000000000000000
El texto anterior me fue enviado por Luis Bello, un "temba" que se mantiene "en talla". Es un texto anónimo (por lo menos para mi) que circula en los emails reenviados. Aunque le hice algunos cambios, lo mantuve fiel al original.

sábado, 4 de abril de 2009

La Habana no es de Cristobal

Fotos: Víctor Luís Martín Lloró
Víctor Manuel Martín Lloró
Vidal Pérez Castillo
Magaly Lloró
“Cualquier tiempo pasado fue mejor”, sentencia un refrán que no comparto. Pero tengo que reconocer que antes todo era más sencillo. De niña aprendí que Cuba había sido descubierta por Cristóbal Colón, quien llegó en las tres carabelas, La Pinta, La Niña y la Santa María, el 27 de Octubre de 1492. Siendo él un hombre curtido por la dura vida marina, quedó tan deslumbrado ante la belleza inconmensurable del paisaje, que escribió en su bitácora “Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto nunca”. Explicaba mi maestra que de no haber sido por el Descubrimiento de América, hubiésemos seguido por mucho tiempo descalzos y en taparrabos, ocupados únicamente en tumbar cocos, lo cual no me pareció desagradable y entonces entendí eso de “Más vale malo conocido, que bueno por conocer”. Después el asunto se complicó. Concluí que a partir de que Rodrigo de Triana gritó “¡Tierra!” frente a las playas de Bariay, en la costa norte oriental de Cuba, comenzó el más brutal genocidio que conoce la humanidad. En mi mente infantil responsabilicé completamente a Colón, por aquello de “Donde manda capitán no manda marinero”.
Como “Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”, continuaron mis años de instrucción escolar y el tema del “¿Genovés?” recurría en la asignatura de Historia, cumpliéndose aquello de “Al que no quiere caldo, le dan tres tazas”. Conocí que el 16 de noviembre de 1519, bajo la majestuosa Ceiba que todavía hoy da sombra en el Templete, un tocayo del Gran Almirante, presta su nombre a la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana. De la misma forma que “Todos los caminos conducen a Roma”, todos los barcos recalaban en el Puerto de Carenas. Con la llegada incesante de las flotas, el poblado creció rápidamente a la orilla de la abrigada bahía. Como “No todo lo que brilla es oro”, de las naves descendían toscos marineros, bandidos y aventureros de toda laya a disfrutar de la “hospitalidad” de las negras, hacer contrabando, beber aguardiente y deleitarse con los famosos habanos. La estratégica situación geográfica, un clima benigno y las fabulosas fortunas amasadas de la noche a la mañana, hicieron de esta posesión y especialmente de La Habana, -como sencilla y finalmente se le llamó a la villa y al puerto-, un botín muy apetecido. Teniendo en cuenta que “Mas vale precaver, que tener que lamentar”, pronto hubo que amurallar y fortificar la ciudad, para protegerla del flagelo de corsarios y piratas. En 1539 quedó terminado el Castillo de la Real Fuerza que por 200 años fue la residencia de los Capitanes Generales, considerado la más antigua fortaleza española en el Nuevo Mundo, sobre cuyo campanario, mira hacia el mar, con ojos ya cegados por los siglos, La Giraldilla.
Este símbolo de la ciudad, obra de Jerónimo Martínez Pinzón, es una veleta, que sostiene en su mano derecha una palma de la que sólo conserva el tronco, y en su izquierda un asta, con la Cruz de Calatrava, orden a la que pertenecía el gobernador Juan de Vitrian y Viamontes, quien ordenó el trabajo al artista. En su pecho aparece un medallón con el nombre del autor y tiene la falda recogida sobre su muslo derecho. Puesta en su pedestal en 1634, son muchas las versiones sobre la fuente de inspiración del maestro. Unos dicen que es la cara de una aborigen, tema muy poco utilizado entonces. Otros afirman que Pinzón quiso inmortalizar la bella y trágica historia de amor que vivieron cien años atrás, Isabel de Bobadilla y Fernando de Soto.
Cuenta la leyenda que por su méritos en campañas anteriores para la corona Española, Carlos I, Rey de las Españas, nombró a Soto, Capitán General de Cuba y Adelantado de La Florida en 1538 (“Cría fama y acuéstate a dormir”). Don Hernando, siendo un hombre por los cuarenta, llego acompañado a la Gran Isla por su casi adolescente esposa Doña Isabel. Sin perder tiempo, zarpó de Cuba a la Florida. Su misión era consolidar el poder de La Corona en esas tierras que en 1513 había descubierto Juan Ponce de León. Está confirmado que la verdadera motivación de ambos conquistadores, era encontrar la mítica Fuente de la Juventud, en cuyo empeño Ponce había perdido la vida. Como “Nadie escarmienta por cabeza ajena”, Soto que anhelaba profundamente rejuvenecerse para agradar a su amada, también murió en 1542 de una extraña fiebre, cerca del río Mississippi. Durante todos esos años e incluso después del regreso de los sobrevivientes de la expedición, Isabel que había quedado de gobernadora, pasaba largas horas en la atalaya de la fortaleza, con la esperanza de avistar un navío le trajera de vuelta a su amor. Su tristeza la hizo languidecer y poco tiempo después murió. Fueron muchos los que vieron aparecer su espectro en la atalaya, hasta que un siglo después, situaron la estatua, dentro de la cual afirman, se instaló su atormentado espíritu. Y “Cuando el río suena es porque algo trae”.
Como “No hay nada mejor que un día detrás de otro”, desde entonces La Giraldilla es testigo del devenir diario. Desde su altura, ha presenciado con gesto arrogante, la Toma de La Habana por los Ingleses, la Voladura del Maine y las recurrentes llegadas del Marqués de Comillas. Sufrió el azote del Ciclón del 26 que la arrancó de su pedestal, pero le dió “Al mal tiempo buena cara” . Escuchó el llanto de los judíos desesperados del San Luís, cuando se les negó el permiso para desembarcar. Ha visto días de sol en los muelles y amaneceres bohemios en el Malecón porque “Al que madruga Dios lo ayuda”. Impávida asistió a carnavales, inundaciones, revueltas. Conoció a Martí, a Cirilo, La Macorina, Yarini, siendo ya habanera de pura cepa, pues “Dime con quien andas y te diré quien eres”. Ha visto entrar a la bahía los barcos de Europa Socialista de nombres impronunciables, sorteando las Lanchas de Regla y Casablanca y ha despedido triste a los balseros del éxodo del 95. Cuando como yo, se ha cruzado el interesante hito de los cincuenta “Mas sabe el diablo por viejo, que por diablo”. Ahora conozco que el Gran Almirante no era tan grande “A otro perro con ese hueso” y lo que amablemente se ha dado por llamar “El Encuentro de las Dos Culturas” fue un desastre histórico, que impulsó a la Europa Feudal al capitalismo mientras establecía en América la esclavitud, -“En casa del herrero, cuchillo de palo”-, con la bendición de la Iglesia Católica que “A Dios rogando y con el mazo dando”.
Soy producto de una mezcla de razas que se llama “cubanos”. A nosotros no nos caracteriza la modestia, -“Cada loco con su tema”-. Por eso, coincido con Colón, a pesar de que “Perro no come perro”, en que mi adorada patria, es la más bella creación de Dios y al igual que Isabel de Bobadilla, soy una optimista incorregible debido a que “Después de la tempestad viene la calma”. Estoy segura que La Giraldilla sabe que si La Habana pertenece a alguien, no es a ningún Cristóbal sino a Habaguanex, el valiente cacique que opuso fiera resistencia a los colonizadores y a quien debe su nombre. Ella está absolutamente convencida de que la ciudad tiene por delante tiempos de esplendor, felicidad y gloria porque “Siempre que llueve, Escampa”.

jueves, 26 de marzo de 2009

El Cubano

Joven Cubano

en la playa

Santa Maria del Mar,

La Habana.

Fotos:

Víctor Luís Martín Lloró,

Víctor Manuel Martín Lloró y

Magaly Lloró.

********************************************************************************* E l C u b a n o

No corre: Echa un patí­n.

No dice "Agarra al ladrón": Dice "Ataja".

No sale corriendo: Se manda a correr.

No corre rápido: Es una liebre, un venado.

No nada bien: Es un pez.

No dice “Grande”: Dice “Zangandongo”.

No es un muchacho grande: Es un tarajayuo.

No es infiel: Pega tarros.

No forma riña: Forma titingó, forma lo desagradable.

No regaña: Mete una tángana.

No se burla: Bonchea, da chucho, da cuero.

No anda en ómnibus: Monta guaguas.

No usa el transporte público: Usa el camello.

No dice “El niño está llorando”: Dice “El niño tiene un berrinche”.

No dice hay olor a orines: Dice “Hay peste a meao”, “Hay olor a berrenchín”.

No es truculento: Es envolvente, embelequero.

No es pesimista: Es un trágico, un sapo, una lechuza.

No dice “Es una tragedia”: Dice “Es un tragiquismo”.

No es miedoso: Es penco, ratón, gallina, cucaracha, jutia.

No es homosexual: Es pato, pargo, pájaro, cherna.

No es un belicoso: Es un gallito de pelea.

No se sube: Se encarama.

No se baja: Se apea.

No es la vergüenza de la familia: Es el dedo malo de la familia.

No habla mucho: Mete tremenda muela, es una cotorra, un perico.

No es molesto e insistente: Es una ladilla, un pitirre.

No se enamora: Coge tremendo met­ío, se sofoca.

No es pícaro: Es candela, es biyaya, es un lince.

No es inteligente: Es un filtro, un volao, está escapao, es una mente.

No es culto y lector: Es una polilla.

No es estudioso: Es un quemao, un Abelardito.

No se emborracha: Coge nota, coge curda, empina el codo, le chupa el rabo a la jutía.

No se pone rojo de vergüenza: Se pone colorao.

No es niño: Es fiñe, es chama.

No consigue: Resuelve, mete mano, engancha, lucha.

No es un experto: Es un bárbaro, un salvaje, una fiera, un animal, un mounstruo.

No cae: Se destimbala.

No se golpea: Se parte la siquitrilla.

No te pide un favor inoportuno y difícil: Te parquea una tiñosa.

No baila: Echa un pie.

No es haragán: No dispara un chícharo.

No toma la siesta: Echa una zurna.

No come: Jama.

No dice ¿Cómo estás?: Dice ¿Qué volá?.

No dice ¿Qué pasa?: Dice ¿Qué vuelta?.

No dice “Me despido”: Dice “Voy abajo” o “Voy echando”.

No se equivoca: Se trafuca.

No lo dejas confundido: Lo dejas turulato, botao.

No se muere: Canta el manisero, guinda el piojo, estira la pata.

No tiene obsesiones: Tiene matraquillas.

No te critica: Te saca un sable.

No se autocritica: Se hace un hara kiri.

No denuncia: Echa pa’lante o “manda a matar”.

No es un delator: Es chiva.

No te vigila: Te caza la pelea.

No lleva un ritmo de trabajo agitado: Lleva un tren de pelea.

No se enferma: Se pone matungo.

No comete errores: Mete la pata, se come el millo.

No tiene mala suerte: Tiene un chino atrás, tiene tremenda salación. Si la mala suerte es mucha, tiene "un chino con piojos".

No es mala persona: Es arniquilla y diente perro.

No es pobre: Se come un cable, está en la fuácata, esta pelao, está en la tea.

No está delgado: Es un güin, un esqueleto rumbero.

No está famélico: Está flamenco.

No azuza: Enchucha, da cranque.

No tiene ángel de la guarda: Tiene ángel de la guardia.

No tiene una novia delgada: La novia es un bacalao, un palillo, un grillo.

No es gordo: Es un barril, una ballena, un hipopótamo, una tonina.

No es alto: Es una jirafa, una grulla, una vara de tumbar gatos.

No es bruto: Es un burro.

No es fuerte: Es un toro.

No es trabajador: Es un mulo.

No se vuelve loco: Está quemao, fundio, kimbao, kendi, sigüere, se le cruzan los cables, tiene guayabitos en la azotea, le patina el coco.

No está en problemas: Está en candela, en llamas, en Yamaha.

No trabaja: Pincha, currala.

No holgazanea: Tira majá.

No se cansa: Está matao, desguabinado, descuajeringado, desmondingado.

No ignora a alguien: Lo tira al mondongo.

No es un experto: Se las sabe todas y las que no se sabe, se las imagina.

No es ostentoso o pretencioso: Se da lija. Es especulador.

No pierde la compostura: Se bota pa’ el solar, se pone la chancleta de palo.

No conquista a una mujer: Se liga a una jeva.

No dice “come despacio”. Dice “¡¡¡Respira niño!!!”.

No dice “Me lo has puesto difícil”: Dice “Me la pusiste en China”.

No te dice que hiciste algo excepcional: Te dice “Te la comiste!”.

No es mujeriego. Es jevoso.

No es bien parecido. Es un mango.

No dice: es español, norteamericano, chino: Dice es gallego, yuma, narra.

No termina una fiesta en reyerta. La termina como la Fiesta del Guatao.

No tiene una pelea: Tiene una bronca

No dice “perdió la virginidad”: Dice “le volaron el Maine”, "le volaron el cartucho".

No dice entré furioso: Dice “Entré como un 20 de Mayo”.

No dice “A toda velocidad”. Dice “A todo meter”.

No dice “En el momento mas importante”. Dice “A la hora de los mameyes”.

No dice “Tiene muy alta probabilidad”. Dice “Tiene 99 papaletas”.

No dice “Apretado”. Dice “Apurruñado”.

No se baña: Juega a los bomberos.

No piensa: Legisla.

No tiene mellizos, ni gemelos: Tiene jimaguas.

No tiene axila: Tiene sobaco.

No tiene olor a sudor: Tiene peste a grajo.

No tiene mal olor en los pies: Tiene peste a sicote, pesta a pata

No tiene mal olor: Apesta a timón de guagua.

No usa bolsas para sus compras: Usa jabas o cartuchos.

No es meticuloso: Es quisquilloso.

No le pone un vestido a la niña: Le pone una bata.

No tiene los senos grandes: Tiene un par de Guanábanas o Melones.

No dice “Es un Jefe”: Dice “Es un Pincho”.

No dice “Es un miembro de altas esferas del Gobierno”: Dice “Es un Mayimbe”.

No es el que manda, el que dirige: Es el que corta el bacalao.

No tiene papá y mamá: Tiene viejo y vieja, puro y pura.

No es vistoso. Tiene cachet.

No dice “El y su familia: Dice “El y su parentela”.

No dice “La policia”: Dice “La moná”.

No dice “El auto patrullero”: Dice “La perseguidora”.

No dice “Un policia motorizado”: Dice “Un caballito”.

No dice automovil: Dice carro, máquina, perol.

No está en la cárcel. Está en el tanque.

No es ridículo: Es picuo.

No es inculto, descortés, inadecuado, cursi: Es cheo.

No tiene ropa mal combinada: Está fajao o está trepao.

No es intruso: Es sapo.

No forma una confusión: Forma un arroz con mango, un revolico.

No está sin dinero: Está pasmao, atacado, bruja.

No se sorprende: Se queda pasmado.

No es hipócrita: Es zorro.

No come pan con guayaba: Come pan con timba.

No se extasía: Se marea.

No tiene hambre: Está partio, trozado, volado.

No usa bacinilla u orinal: Usa tibor.

No está disimulando. Se está haciendo el bobo, el chivo loco.

No se rompe: Se desconflinfla, se destimbala.

No es de mediana edad: Es temba, tembón, medio tiempo.

No es joven: Es un pepillo.

No usa jeans: Usa pitusas.

No usa tenis: Usa popis.

No usa topes: Usa baja y chupa.

No usa traje de baño: Usa trusa.

No es adulador: Es guataca.

No es secretario o ayudante adulador: Es el tracatán.

No es muy revolucionario: Es comecandela.

No es comunista: Es ñángara.

No usa moneda fuerte: Usa fula.

No paga en CUC: Paga en chavitos.

No va al baño: Va a cambiarle el agua a los pececitos.

No tiene bicicleta: Tiene chivo.

No viaja: Fastea.

No come en un restaurant particular: Come en un Paladar.

No es vendedor ambulante: Es merolico.

No es un taxi particular: Es un botero.

No es agresivo y grosero: Es un imperfecto.

Frases enviadas por Luis Bello:

No se burla: Da cuero, coge pa' punto, coge pal trajín.

No forma pleito: Forma un sal pa'fuera, mete un meeting, mete un acto de repudio.

No es muy insistente: Es una ladilla con spikes.

No es inteligente: Es un mechao, un taco.

No está sin dinero: Está Liso. Está fistico.

No está sin novia: Está pasmao

No ser exitoso con las mujeres(u hombres): Es un(a) Mala Hoja.

jueves, 19 de marzo de 2009

¿Es Marjane Satrapi la nueva Sherezada?

Escrito en colaboración con Miguel Flores
Creo que me pasó lo mismo que a Don Quijote de la Mancha. De tanto leer en mi niñez, quedé afectada de la razón irremediablemente. A mi Papá, en su afán de mantenerme surtida de libros, se le escapó el detalle de que “Las Mil y Una Noches” era una recopilación de cuentos que aunque fantásticos, definitivamente estaban dirigido a los adultos. El ambiente sensual de Persia, inflamó mi imaginación prematuramente y sin edad para hacer mas valoraciones, me fascinaba la corte imperial del Sha de Persia, Mohammad Reza Pahlevi y los detalles de su fastuosa vida. Sumado al incidente de Los Versos Satánicos y algunas fotos de Khomeini liderando la guerra contra Irak, eso era todo lo que sabía de la tierra de Aladino.
Ahora ese mundo oriental resurge. Marjane Satrapi cuenta su historia personal en medio del convulso Irán. Resultado: Persépolis, un libro de comics, llevado también al cine, como filme dibujos animados. A través de la simplicidad de sus ilustraciones y una concisa genialidad narrativa, Satrapi es dura en su mensaje. Descalifica el Gobierno de los Pahlevi, a los fundamentalistas islámicos del Ayatollah y a Occidente, sin que influya en su opinión que este último, le ha dado refugio. ¿Estamos en presencia de la nueva Sherezada? El éxito arrollador de su obra nos responde. El "decadente mundo civilizado" que critica, se rinde ante su obra sin reservas. No soy la excepción. Cierro los ojos al benevolente tratamiento del personaje del tío Anoosh, una suerte de santo comunista e ignoro el deliberado parecido entre Dios y Carlos Marx, para aplaudir de pie su talento. De cualquier manera es bueno que se conozca un poco de esas mujeres forzadas a usar velo, en un país empobrecido y desangrado. Espero que pronto el Genio de la Lámpara, le cumpla a los iraníes sus deseos de paz, libertad y prosperidad. Al menos, en los 95 minutos de la película, pude dejar a Rocinante por la exótica alfombra voladora de mi infancia, a pesar de que ya no soy la niña aquella y de que los 40 ladrones mataron a Alí Babá.
(Si deseas una copia promocional de la pelicula doblada en español envíame un email a magalylloro@yahoo.com. Costo de manejo y envío: $6.00 USA en Estados Unidos y $8.00 en otros países)
SINOPSIS:
Marjane es una niña de nueve años que crece en el Irán de la Revolución Islámica. A través de sus ojos vemos cómo las esperanzas de su pueblo quedan rotas cuando los fundamentalistas toman el poder. Inteligente y sin miedo, Marjane engaña a los "guardianes sociales" y descubre el punk, Abba e Iron Maiden. Pero cuando su tío es ejecutado sin piedad y las bombas caen alrededor de Teherán en la guerra entre Irán e Irak, el miedo diario que rodea su vida es palpable. A medida que crece, la audacia de Marjane hace que sus padres se preocupen por su seguridad. Y así, a los catorce años, toman la difícil decisión de enviarla a una escuela en Austria. Vulnerable y sola en un país extraño, resiste los malos tragos típicos de un adolescente. Además, Marjane tiene que combatir el hecho de ser identificada con el fundamentalismo religioso y el extremismo de los que tuvo que huir.